Un amanecer, un atardecer, una puesta de sol...

 

Hace años que veraneo en Ibiza, Isla que cada vez que voy me enamora de nuevo, sobre todo por sus playas, sus aguas cristalinas, sus puestas de sol, sus amaneceres, la buena energía de su gente y las propias vibraciones positivas que transmite la Isla, en fin, qué decir...

Siempre he escuchado cómo las personas que van a la Isla se benefician de sus barros que se encuentran en las más recónditas calas para aplicarlos sobre la piel y absorber todas sus propiedades beneficiosas, algo que nunca me atreví a hacer pues muchos de estos barros provenían de aguas estancadas o de zonas protegidas de difícil acceso, además el barro puede mantener composiciones orgánicas vivas y no está regulado por ningún control de sanidad.

Después de años dándole vueltas a la cabeza y pensando cómo podría beneficiarme exclusivamente de las propiedades únicas de estos barros, un día tumbada en la cama de un encantador hotel de Talamanca, en el cual estaba de vacaciones con una amiga, pensé: “Voy a crear un producto con barros de Ibiza que todas las personas puedan utilizar” Y así lo hice. Empecé a investigar sobre las posibilidades y viabilidades del producto y después de varias negativas, muchos meses de trabajo y espera pude conseguir, con la ayuda de un pequeño laboratorio, comprar una cantidad de barro, irradiarlo (eliminando las materias vivas orgánicas) y así sanearlo, de forma que solo permaneciesen sus propiedades positivas y sus máximos beneficios. Y de este modo nació Barros de Ibiza.

Lo mejor de este proyecto es poder hacer llegar un producto único a todas las personas que, como yo, quizás no se han atrevido a probar esta experiencia “in Situ” o que, por cualquier motivo, no han podido viajar hasta la isla mágica de Ibiza.

Ahora por fin puedes tener una parte de Ibiza en la mesita de tu habitación, esta parte de la isla que cuidará tu piel día tras día, convirtiéndose en tu mejor aliado cosmético.

Puedo asegurar que hemos puesto todo el cariño en esta nueva marca, no solo aportando los mejores ingredientes para poder proteger y cuidar tu piel, sino que, para cada vez que utilices nuestros productos, Barros de Ibiza pueda traerte la buena energía que se respira en la isla, evocando sus amaneceres turquesas, sus atardeceres mágicos o sus cálidas puestas de sol, para que, con esta energía, salgas a comerte el mundo.

Es por ello que en cada producto que adquieres de Barros de Ibiza, no solo obtienes un cosmético de alta calidad, sino que adquieres miles de buenas vibraciones que hemos querido transmitir en la esencia de nuestro producto.


Carina La Rosa
Founder

Nuevo registro de cuenta

Already have an account?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña